Considero a Maria Ponte una excelente profesional como la copa de un pino.
Es una persona honesta y seria como hoy en día hay pocas. Antepone los intereses de sus clientes a los suyos propios aconsejando siempre lo que es correcto para ellos olvidándose de su propio beneficio personal. La recomendaría sin pensármelo, solo tengo palabras de agradecimiento para ella y el buen trabajo que ha hecho.

María de la Mota