Tengo experiencia por mi profesión, en el trato con abogados penalistas, y como todo en la vida los hay buenos, malos y regulares. María Ponte es de las primeras, de las mejores entre los buenos. Pero eso no es lo único importante para aquellas personas que necesiten de sus servicios. El plus que uno encuentra con ella es la atención personal continua, sin horarios, haciéndote partícipe de la situación. Se tiene la plena garantía y convicción de que nunca queda nada sin hacer, nada sin mirar, ninguna posibilidad sin explorar. Cuando necesitas contratar un abogado y piensas en lo que necesitas de ese profesional, todo eso y más, lo encuentras en el Gabinete Jurídico de María Ponte.

Enrique Pamies Medina