Demandas contra Bankia para recuperar las acciones suscritas con ocasión de su salida a bolsa en julio de 2011

Antecedentes

Como es público y notorio, Bankia sale a Bolsa el día 20 de julio de 2011 siendo suspendida en su cotización por la CNMV el 25 de mayo de 2012, a petición de la propia entidad. Ese mismo día el Consejo de Administración de la entidad solicita al Estado una inyección de 19.000 millones de Euros.

Como es público y notorio asimismo, Bankia , S.A. se presentó a la vida pública como uno de los grupos financieros más solventes del Estado. Así, Banco Financiero y de Ahorros, S.A (integrado por los grupos financieros correspondientes a Caja Madrid, Bancaja, Caja Insular de Canarias, Caja Ávila, Caixa Laietana, Caja Segovia y Caja Rioja), comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que: «El Grupo Banco Financiero y de Ahorros, Tercer Grupo Español, Inicia su andadura con unos Activos de más de 328.000 Millones de Euros y un Volumen de Negocio que supera los 485.900 Millones de Euros».

En toda la publicidad mediática y en las cartas que la entidad remitía a sus clientes se presentaba Bankia  como una de las principales entidades financieras del Estado Español:

“La aceptación de esta oferta le permitirá formar parte del accionariado de Bankia, una de las principales entidades nacionales, cuyos activos totales a 31/12/2011 ascendían a 305.820 millones de euros….».

Según la información publicitada de Bankia, en fecha 31 de marzo de 2011, y según consta en el folleto informativo de la Oferta Pública de suscripción y admisión a negociación de Acciones, que reflejaba la información financiera intermedia del Grupo Bankia de la Cuenta de Resultados consolidada, el resultado del ejercicio fue de 64 millones de euros, siendo los beneficios de 35 millones de euros. En 30 de junio de 2011, según sus cuentas semestrales, el resultado fue de 234 millones de euros, siendo el beneficio de 205 millones de euros. En 31 de diciembre de 2011, según la información financiera facilitada para la opción de recompra y suscripción de acciones de Bankia por los instrumentos financieros híbridos, el resultado fue de un beneficio de 307 millones de euros. Esta oferta de recompra para los titulares de los instrumentos financieros híbridos se realizó en el mes de marzo de 2012.

Sin embargo, escasos meses después, la reformulación de las cuentas anuales realizada el 25 de mayo de 2012, sobre las cuentas anuales del 2011, arroja como resultado unas pérdidas por valor de 3.030 millones de euros.

Con estos resultados en la reformulación de mayo de 2012 se comprueba que la información financiera ofrecida a los clientes de Bankia y en la Oferta Pública de Suscripción no era real ni correcta, resultando que, en lugar de beneficios, la entidad y el grupo arrojaba unas importantes pérdidas. El usuario, por tanto, no contrató debidamente informado de la situación real de la entidad.

El íter de los acontecimientos se refleja en numerosas sentencias que han condenado a Bankia a la devolución del dinero invertido en acciones:

  • El folleto de Emisión de las acciones queda registrado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores el 29 de junio de 2011. Bankia sale a bolsa el 20 de julio de 2011, emitiendo nuevas acciones (824572253) de 2 euros de valor nominal y una prima de emisión por acción de 1.75 euros. En total, 3.75 euros por acción, siendo la inversión mínima exigida de 1000 euros. Esto significaba la ampliación de capital de Bankia en 1442 millones de euros.
  • Bankia afirmaba, a través de los diferentes medios de comunicación, que sus activos totales al cierre del ejercicio del 2011 ascendían a cerca de 300.000.000.000 euros, con más de 11.200.000 clientes´
  • Como hemos referido anteriormente, en las cuentas anuales del 2011 (primer trimestre, primer semestre, Informe anual) Bankia siempre mantuvo un resultado de obtención de beneficios de hasta 309.000.000 millones de euros.
  • Banco Valencia, filial de Bankia, es intervenido en noviembre de 2011, revelándose problemas con activos de 3995 millones de euros, siendo aupado por el FROB. Sin embargo, Bankia seguía alegando no tener problemas de solvencia.
  • El 30 de abril de 2012 Bankia no presentó en plazo las cuentas anuales del 2011. Las presenta el 4 de mayo de 2012 ante la CNMV, sin auditar, y reflejando en la cuenta de resultados un beneficio de 304.748.000 euros.
  • El 9 de mayo de 2012 la entidad es intervenida por el FROB, quien adquiere el 100% de BFA y el 45% de Bankia.
  • El 25 de mayo de 2012 Bankia comunica a la CNMV la aprobación de unas nuevas cuentas anuales del 2011, esta vez auditadas, en las que se reflejaban unas pérdidas de 2.979 millones de euros, solicitando además una ayuda de 19.000 millones de euros para recapitalizar la entidad.
  • Finalmente, la entidad fue suspendida en su cotización el 25 de mayo de 2012, habiendo cerrado el día anterior su cotización en bolsa con un valor que suponía menos de la mitad del precio de salida. Ese mismo día había solicitado la ayuda de 19.000 millones de euros para recapitalizarse, y la solicitud de conversión de las preferentes en acciones. Esto supone, por tanto, que se precisaron 23.465.000.000 de euros de fondos públicos para el rescate de la entidad.

Estos hechos probados constan en numerosas sentencias, de las que pueden ser exponente las de EDJ 2014/97876 Juzgado de Primera Instancia nº 1, Mataró, S 6-6-2014, nº autos 971/2013 Pte: Izquierdo Blanco, Pablo; EDJ 2014/131160 Juzgado de Primera Instancia nº 3, Alcalá de Henares, S 22-7-2014, nº 91/2014, nº autos 1438/2013 Pte: García Calabuig, Zulema; Juzgado de Primera Instancia nº 2, Oviedo, S 7-1-2015, nº 3/2015, nº autos 664/2014

Situación de los procedimientos judiciales

Según se recoge en diferentes medios de prensa, el presidente del FROB ha comunicado recientemente que hasta la fecha se han dictado 236 sentencias en los procedimientos seguidos contra Bankia a consecuencia de la Oferta Pública de Suscripción realizada en julio de 2011.

Esta comunicación, realizada por Fernando Restoy en la Comisión de Economía del Congreso, afirma que hasta la fecha, se han presentado 2.424 demandas civiles de minoristas por la colocación de acciones en la OPS de Bankia. De estas 236 sentencias, el 85% ha sido en contra de Bankia.

Se ha planteado en los diferentes procedimientos por Bankia la prejudicialidad penal. Ello significa que, conforme al art. 40 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, si existiera un procedimiento penal cuyo resultado pudiera incidir en un procedimiento civil, deberá suspenderse éste hasta la finalización del penal. Como es público y notorio, se sigue ante el Juzgado Central de Instrucción 4 de la Audiencia Nacional diligencias previas, investigando, entre otros delitos, el posible falseamiento de las cuentas anuales de Bankia. A este fin, se dictó el día 13 de febrero de 2015 Auto en el que se requería a Bankia la prestación de 800 millones de euros de fianza para el aseguramiento de las posibles responsabilidades civiles en aquella causa, que posteriormente ha sido rebajado a la cantidad de 130 millones.

Sin embargo, dicha excepción está siendo rechazada por los Tribunales de Instancia. A tal fin podemos destacar las siguientes sentencias Sentencia n° 91/2014 de fecha 22-7-2014 , del Juzgado de Primera Instancia n° 3 de Alcalá de Henares, Roj: SJPI 80/2014) sentencia 163/2014 de fecha 1-9-2014 , del Juzgado de Primera instancia n° 97 de Madrid, Roj: SJPI 119/2014), Sentencia n° 282/2014 de fecha 6-11-2014, del Juzgado de Primera Instancia n° 1 de Valencia, Roj: SJPI 133/2014), la del JPI, Logroño sección 5 del 04 de febrero de 2015 ( ROJ: SJPI 31/2015). También el auto del JPI, Barcelona no 52 del 02 de diciembre de 2014 (ROJ: AJPI 17/2014), sentencia de 7 de enero del 2015 de la AP. Valencia Sección 9; sentencia no 125/2014 de fecha 11-11-2014 del Juzgado de Primera Instancia n° 2 de Avila, Roj SJPJI 67/2014 )SAP, Avila sección 1 del 09 de febrero de 2015 ( ROJ: SAP AV 44/2015), todas ellas citadas en la sentencia del Juzgado de 1 Instancia 1 Valencia 1 de abril de 2015.

Fundamentación de las demandas y plazos

Como en el caso de las participaciones preferentes (ver nuestro Informe sobre Participaciones Preferentes publicado anteriormente), se ejercita la acción de nulidad por vicio del consentimiento, y subsidiariamente, de resolución contractual del contrato de depósito de valores. Se articulan las demandas al amparo de los art. 1261, 1265, 1266, 1270 y 1300 del Código Civil. Se suelen alegar, asimismo, la normativa de la Ley de Mercado de Valores y la Ley de Consumidores y Usuarios-

El error padecido por el accionista de Bankia no deriva, como en el caso de las participaciones preferentes, en suscribir un contrato sin conocer realmente el producto financiero en el que estaba invirtiendo. El error que se entiende padecido, a consecuencia de la actuación mediática de Bankia, es creer, merced a los folletos de publicidad y de Oferta Pública de Suscripción, que la entidad era sobradamente solvente y que no tenía ningún tipo de problema financiero. El dolo en la publicidad engañosa se atribuye en dichas sentencias a BANKIA, quien habría hecho creer a los futuros accionistas un  estado contable y financiero de absoluta solvencia, cuando la realidad era otra.

El procedimiento a seguir dependerá de la cuantía invertida en acciones, bien juicio ordinario, bien juicio verbal.

Se decreta por los Tribunales la nulidad relativa, sujeta al plazo de caducidad de 4 años. Por lo tanto, saliendo a bolsa en junio de 2011, la mayoría de los accionistas han de presentar la demanda antes de junio de 2015.

Plazo de caducidad en las participaciones preferentes

En cuanto a las participaciones preferentes, cuya inmensa mayoría fueron suscritas entre los meses de junio y julio de 2009, se ha determinado finalmente por los Tribunales que el plazo de caducidad es el de cuatro años de la nulidad relativa. Sin embargo, dicho plazo comienza a contar, conforme reiterada jurisprudencia, desde el momento de la frustración del contrato, es decir, desde que el actor dejo de percibir intereses, que se produjo en mayo de 2012. Por tanto, habríamos de contar los cuatro años para el ejercicio de las acciones para la recuperación de las participaciones preferentes a partir de mayo de 2012.

Written by